12 de febrero de 2009

La "poda" favorece el crecimiento

Cesar, Ignacio y Juan, en la puerta de la Capilla Nuestra Señora de Itatí, presentando el periódico que publicó la nota. Si desea contactarnos HAGA CLIC AQUÍ
Estamos aprendiendo un oficio que tiene una particularidad: estar en contacto constante con la naturaleza.

Esto nos permite descubrir algunas verdades que nos decían nuestras abuelas. Alguna de ellas vinieron del interior donde el contacto con la naturaleza era la fuente de la vida, en sentido literal.

Nuestras familias experimentaron esta ley de la naturaleza: la poda favorece el crecimiento.

Por necesidades de la familia, en busca de mejores horizontes de vida, para salir de la "sequía", de la pobreza extrema, del hambre... nuestros padres llegaron hasta este barrio de Bernal.

Fué esto una verdadera poda... de afectos, costumbres e historias. Pero esta experiencia los hizo crecer, a pesar del dolor por el corte producido.

Nosotros somos como esos brotes nuevos, algunos ya con nuestros propios frutos, que estamos buscando la luz del sol para seguir creciendo y multiplicando el árbol de nuestra familia.

Este proyecto-emprendimiento es también una pequeña planta que debemos cuidar, regar y... también podar.

En eso estamos... El pasado sábado charlábamos que debemos podar nuestros egoísmos, nuestras expectativas excesivas, nuestras ambiciones exageradas.

Estamos recibiendo también algunos "abonos", como la nota que nos publicó Perspectiva Sur, y esto nos fortalece en un camino que juntos vamos construyendo.

Confiamos en que el Dios de la Vida, el Creador, continúe abonando este proyecto... y cuando llegue el tiempo de la poda nos dé la fortaleza de dar los nuevos brotes que nacen desde la profundidad de una vida compartida y alimentada en las raices que estamos echando.
Publicar un comentario