26 de enero de 2013

Secretos de un buen riego: Drenaje y suelo no compacto

Fuente:Infojardin.com
En el mantenimiento de los Bonsais o plantas en maseta es muy importante en la época de Verano un buen riego.

Pero buen riego no significa "ahogar" las raíces, sino ofrecerles humedad y que no sufran los sofocos de calor o altas temperaturas.

Sabemos que son varios los hongos que pueden pudrir las raíces, entre otros, los siguientes:
- Fusarium oxysporium
- Rhizoctonia solani
- Phythium
spp.
- Phytophthora
spp.
- Armillaria mellea

La particularidad de estos hongos es que se multiplican o atacan cuando hay exceso de humedad o las raíces están bajo el agua constante.

La primera señal es que las hojas se ponen amarillas y se marchitan, volviéndose a continuación marrones. La planta termina muriendo por la pudrición de raíces y base del tallo.
La principal causa de infección es el riego excesivo o el mal drenaje. Las raíces se asfixian y el inóculo las infecta.

La enfermedad de las raíces es más peligrosa en tierras arcillosas que se encharcan fácilmente.
Control
- Lo mejor es prevenir, pues curarlo es complicado.
- Cultivar variedades resistentes.
- Procura mejorar el drenaje y evitar los excesos de agua en las raíces.
- Las plantas atacadas se deben arrancar. Tira a la basura tanto la planta como la tierra que rodea a las raíces porque estará contaminada.
- Desinfección del suelo por el método de la solarización.
- Pulverizar con Benomilo, Carbendazima, Metiltiofanato, Tiabendazol o Tiram las plantas enfermas en la zona del cuello.





En el caso de los Bonsais es importante que cuando los regamos la base de la maseta no quede bajo agua, que drene todo el riego.  Lo ideal es que esté sobre una superficie de tierra que absorba el exceso de agua de las raíces de modo que estas tengan aire para respirar.



 PLANTAS DE INTERIOR

• Podredumbre del tallo
La parte inferior del tallo se oscurece y se pone blando.
Reblandecimiento de la base del tallo. Afecta con frecuencia a Bromelias, Begonias y algunos Cactus.
La curación es difícil. Se debe evitar el exceso de agua en la tierra.
Tratamiento: es vital actuar rápido con los primero síntomas. Realiza una buena poda y cambia la maceta y el compost, no riegues en exceso y rocía con fungicida. Si es demasiado tarde, tira la maceta y el compost. Lava bien la maceta.
Publicar un comentario